La baraja española – Spanish Playing Cards EP178

Hola chicos y chicas, ¿cómo va todo? Por aquí empezamos a echar de menos el sol. Y es que, estos días no paramos de tener niebla y bajas temperaturas. Así que si no queremos pasar frío, o bien salimos a la calle muy abrigados para dar un paseo, o por el contrario nos quedamos en casa al calor del hogar.

cartas-espanolas

Y si elegimos estar en casa, podemos aprovechar el tiempo jugando a algo entretenido en vez de ver la televisión. Por eso, en esta ocasión vamos a contaros el origen y curiosidades de un juego que nos hace pasar ratos inolvidables y divertidos junto con amigos y familiares. Hablamos de jugar a las cartas y más concretamente sobre la baraja de cartas española.

Aunque se le llama “baraja española”, este juego deriva de Oriente. No está claro el origen preciso de las cartas, aunque parece ser que fue inventado en China en el siglo XII. Algunas teorías dicen que las barajas llegaron a Europa al finalizar la época de las Cruzadas. Las Cruzadas eran campañas militares que tuvieron lugar durante la Edad Media para reestablecer el control cristiano sobre los lugares donde se desarrollaron sucesos del Antiguo y Nuevo Testamento.

Durante el siglo XIV, las cartas fueron llegando a los distintos países de Europa. En cada uno de ellos fueron reemplazando las imágenes orientales por otras que se relacionaban con la cultura del país y con sus gustos. De esta forma aparecieron nuevos símbolos como por ejemplo los corazones o las copas.

La baraja española, al igual que otras barajas, tiene unas particularidades que la hacen diferente a las demás.

La presentación de la baraja española se debe a un impresor de origen francés llamado Heraclio Fournier. Esta baraja consiguió ser premiada en la Exposición Universal de París en 1868. Posteriormente, Fournier encargó a Augusto Rius que reformara el diseño de la baraja, el cual sigue siendo muy parecido al que utilizamos hoy en día.

La baraja española se compone de 48 cartas o naipes. Los naipes son cartulinas rectangulares que llevan impresas figuras en una de sus caras. Una baraja está formada por cuatro grupos de cartas llamados ”palos”. Cada palo va numerado del 1 al 12.

Los cuatro palos o familias son los oros, las copas, las espadas y los bastos. Cada carta tiene dibujada alguna de esas imágenes. Por ejemplo, el dos de copas está representada por dos copas, el seis de espadas está representado por seis espadas. Las únicas cartas que llevan figuras de personas son la número 10, conocida como “sota”, la número 11 donde además de aparecer una persona hay un “caballo”, y la número 12 que representa a un rey.

Hay versiones de barajas españolas que no tienen los números de carta 8 y 9, pero lo normal es que sí que los tengan porque hay numerosos juegos a los que no se puede jugar sin esos naipes. En la actualidad cuando compramos una nueva baraja los números 8 y 9 están incluidos, aparte de otras dos cartas que hacen de comodines. Los comodines son los naipes que pueden sustituir a otra carta de la baraja, es decir, toman un valor según necesite el jugador.

Las figuras que hay en las cartas están inspiradas en la época medieval y cada uno de los palos representa una clase social.

Los oros representan a la clase social formada por las personas dedicadas al comercio, que tenían grandes propiedades y dinero. Las copas representan al clero, es decir, a los sacerdotes de la Iglesia Católica. Las espadas a la nobleza y al ejército y, por último, los bastos representan a los sirvientes, a los agricultores y a los criados. Los bastos son las cartas en las que aparecen una o varias figuras de trozos de tronco de árboles.

Como veis, toda la sociedad está representada en el juego. Como curiosidad, podemos decir que la baraja española es la única en el mundo que no tiene representada a ninguna mujer en sus cartas. La carta número 10, que como os hemos dicho antes se conoce como “la sota”, parece una mujer pero en realidad es un hombre.

Jugar a las cartas sirve para mucho más que divertirse. Cuando quedamos con amigos para jugar pasamos un buen rato mientras conversamos y tomamos algo. Además, este juego ayuda a que las personas de todas las edades estén mentalmente activas. Especialmente está recomendado para los ancianos. Potencia la memoria visual, la concentración y la habilidad para pensar.

Los juegos de cartas también ayudan a que los niños practiquen las matemáticas y respeten los turnos de las otras personas con las que juegan a las cartas.

El Cinquillo

El cinquillo es un juego de cartas muy famoso en España. Pueden jugar de 3 a 6 jugadores. El objetivo es ser el primero en quedarse sin cartas y así lograr la mayor cantidad de puntos antes que los contrincantes.

Para jugar al cinquillo hay que seguir estas normas:

  1. Se reparten las 40 cartas entre todos los jugadores. En este caso las cartas número 8 y 9 no están incluidas en el juego, hay que quitarlas de la baraja.
  2. El jugador que tiene la carta con el 5 de oros empieza y pone dicha carta sobre la mesa. El turno sigue hacia la derecha del primer jugador.
  3. Los jugadores van colocando encima de la mesa las cartas que les han sido repartidas siguiendo un orden ascendente o descendente según la numeración y formando 4 filas. Cada una de las filas corresponde a un palo: una fila será la de oros, otra la de copas, otra la de espadas y la que queda que es la de bastos. Cada jugador coloca una carta solo cuando le toca el turno.
  4. Para empezar una nueva fila, es decir, un nuevo palo, hay que poner el 5 de ese palo sobre la mesa.
  5. Cuando un jugador no pueda dejar una carta porque no tiene opciones, el turno debe pasar al jugador siguiente. Para ello, el jugador tiene que decir en voz alta “paso”.
  6. Ganará el jugador que antes se quede sin cartas.

El juego es sencillo, pero bastante adictivo. A veces podemos pasar varias horas jugando a las cartas :D

La baraja española no solo es usada para jugar a las cartas, también es utilizada por algunos astrólogos que aseguran poder adivinar el futuro con ellas. Los astrólogos son personas que se dedican a la astrología, según la cual a partir de la posición y movimiento de los astros se puede interpretar el destino de las personas. Cada carta tiene un significado distinto. Determinadas cartas pronostican aspectos positivos y otras pronostican aspectos negativos.

Si te ha gustado este episodio o te gusta nuestro podcast puedes considerar hacer una donación. De esta forma podremos seguir manteniendo la página y también creando episodios para que puedas mejorar tu capacidad de comprender y hablar español.

Si lo prefieres, puedes colaborar con nuestro primer audiobook para poder escuchar los 100 primeros podcast las veces que quieras sin necesidad de estar conectado a internet.

También puedes dejar un comentario en alguna de nuestras redes sociales: Facebook, Google + o Twitter. Estaremos encantados de escucharte y conocer tu opinión. Te esperamos en el próximo episodio. ¡Hasta pronto!

¡Hasta luego!

 

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios SpanishPodcast.net

Download 100 Episodios Más SpanishPodcast.net

Download 200 Episodios SpanishPodcast.net