Lola Flores – Spanish Culture EP137

Hola, bienvenidos. Este podcast se lo dedicamos a una mujer de leyenda. Se la conoce por el nombre artístico de Lola Flores, aunque popularmente era apodada como “la Faraona” debido al título de una de sus películas. Era y sigue siendo la reina del flamenco y el baile. Para el público es uno de los máximos exponentes del folklore español. Es un personaje muy recordado porque fue un referente del flamenco y cultura española en muchos países del mundo.

En la vida de la artista se mezclan la verdad y la fantasía. Se cuenta de ella que tuvo muchos amantes, que era la artista favorita de Winston Churchill y hasta que pidió a cada español una moneda de 5 pesetas (lo que equivaldría ahora a 3 céntimos de euro) para que pudiese pagar sus deudas pendientes con el Estado.

Lola Flores se llamaba en realidad María de los Dolores Flores Ruiz. Nació en el año 1923 en Jerez de la Frontera, un municipio de la provincia de Cádiz. Fue la mayor de los tres hijos de una familia humilde dedicada a la venta de bebidas y comidas en un pequeño establecimiento que los propios padres compraron con sus ahorros.

Lola Flores, de etnia gitana, se crío en un ambiente de cante y baile festivo, lo que explica que con tan solo dos años de edad ya comenzara a bailar. En 1940 se marchó con toda su familia a Madrid tras convencer a su padre para que vendiera el establecimiento que poseían, con el fin de poder cumplir su sueño de ser una artista reconocida.

En la capital española la contrataron para cantar en una película. Gracias a esta producción y a la ayuda del Maestro Quiroga, un reconocido compositor de la época, logró una gira por los cafés del norte de España, sin embargo, resultó ser un fracaso económico.

El destino quiso que un rico admirador de Lola Flores, la ayudara financieramente para que pudiese crear su propia compañía musical. Lola, tomó la decisión de contratar para su espectáculo a Manolo Caracol, un importante cantaor de flamenco con el que consiguió formar la pareja artística más explosiva y curiosa del momento. Durante 8 años fueron el dúo más popular en toda España. La relación profesional entre los dos dio paso a una relación sentimental que terminó a causa del fuerte carácter de la artista.

A partir de ese momento, comenzó a rodar varias películas en las que mostraba sus dotes como cantaora y bailaora. La tormentosa relación amorosa con Manolo Caracol estuvo a punto de anularla como persona.

Una de las obsesiones de Lola Flores era la de poder casarse y formar una familia pero ninguno de los hombres con los que se había relacionado llegaba a satisfacerla por completo. Lola Flores tuvo amoríos con futbolistas, actores, cantaores, toreros, directores de cine y empresarios.

Se cuenta que Aristóteles Onassis, uno de los hombres más ricos del mundo intentó convencer a Lola Flores para que pasara una noche con él. El empresario le ofreció una suma de dinero a cambio de que tuviesen un pequeño romance. Lola Flores tremendamente humillada por la situación le rechazó gritándole que ella no necesitaba el dinero de ningún hombre por muy Onassis que fuera.

Después de varios años de escandalosos romances, la artista se enamoró del guitarrista Antonio González, apodado “El Pescaílla”. Con él pudo cumplir el sueño de casarse en 1957 y ser madre de tres hijos, todos ellos dedicados a la música.

Su carrera artística comenzó a ir peor a principios de los años 80. En 1987 empezó a tener problemas fiscales con el Ministerio de Hacienda (la Administración económica del Estado para la recaudación de impuestos). Llegó a estar acusada por defraudar dinero y no pagar impuestos durante varios años. Como consecuencia, tuvo que vender una de sus propiedades para poder pagar la deuda.

Lola Flores fue una luchadora. Pocas personas sabían que llevaba sufriendo más de 25 años un cáncer de mama. Nunca quiso abandonar los escenarios. Declaró en varias ocasiones que no se sentía asustada ante el hecho de morir. Sin lugar a dudas, la energía que transmitía al bailar a pesar de su enfermedad, la convirtieron en una persona célebre de la que todavía se sigue hablando mucho en los medios de comunicación.

Siempre fue una mujer bastante temperamental, es decir, se dejaba llevar por sus emociones sin tener en cuenta las consecuencias de sus actos. A veces, tenía un carácter fuerte y expresaba su enfado delante de otras personas.

Murió el 16 de mayo de 1995 en Madrid a causa de un cáncer que le había sido diagnosticado en 1972. La noticia fue más triste cuando dos semanas después de su muerte, su hijo Antonio Flores fallecía víctima de una sobredosis de droga. Parece ser que no pudo soportar la muerte de su madre a la que estaba muy unido.

Tras más de 50 años en el escenario, Lola Flores sigue siendo uno de los personajes más atractivos de la historia reciente. Os dejamos un enlace a una de sus actuaciones, era “puro nervio”.

No era una persona corriente, los periodistas del New York Times en una de las críticas sobre la artista escribieron: “Ni baila ni canta pero no se la pierdan”, haciendo referencia a que lo más característico de ella era la forma en la que mostraba los sentimientos ante el público.

Si te ha gustado este episodio o te gusta nuestro podcast puedes considerar hacer una donación. De esta forma podremos seguir manteniendo la página y también creando episodios para que podáis mejorar vuestra capacidad de comprender y hablar español.

También puedes dejar un comentario en alguna de nuestras redes sociales: Facebook, Google + y Twitter. Estaremos encantados de escucharte y conocer tu opinión. Te esperamos en el próximo episodio. Hasta pronto.

Hasta pronto.


Vídeo y letras

Letra de la canción:

Si en el firmamento poder yo tuviera,
esta noche negra lo mismo que un pozo,
con un cuchillito de luna lunera,
cortaría los hierros de tu calabozo.
Si yo fuera reina de la luz del día,
del viento y del mar,
cordeles de esclava yo me ceñiría
pot tu libertad.

Estribillo

¡Ay, pena, penita, pena -pena-,
pena de mi corazón,
que me corre por las venas -pena-
con la fuerza de un ciclón!
Es lo mismo que un nublado
de tiniebla y pedernal.
Es un potro desbocado
que no sabe dónde va.
Es un desierto de arena -pena-,
es mi gloria en un penal.
¡Ay, penal! ¡Ay, penal!
¡Ay, pena, penita, pena!

Yo no quiero flores, dinero, ni palmas,
quiero que me dejen llorar tus pesares
y estar a tu vera, cariño del alma,
bebiéndome el llanto de tus soleares.
Me duelen los ojos de mirar sin verte,
reniego de mí,
que tienen la culpa de tu mala suerte
mis rosas de abril.

En el siguiente vídeo podéis ver una de sus actuaciones más conocidas, perteneciente a la escena de una película: “El balcón de la Luna”. Esta escena ha sido imitada en muchas ocasiones debido a la gran expresividad de Lola Flores en esta canción.

A tu vera
a tu vera, siempre a la verita tuya,
siempre a la verita tuya,
hasta que de amor me muera.
Que no mirase tus ojos,
que no llamase a tu puerta,
que no pisase de noche,
las piedras de tu calleja.
A tu vera, siempre a la verita tuya,
siempre a la verita tuya,
hasta que de amor me muera.
Mira que dicen y dicen,
mira que la tarde aquella,
mira que se fue y se vino,
de su casa a la alameda.
Y así mirando y mirando,
así empezó mi ceguera,
así empezó mi ceguera.
Que no bebiese en tu pozo,
que no jurase en la reja,
que no mirase contigo,
la luna de primavera.
Ya pueden clavar puñales,
ya pueden cruzar tijeras,
ya pueden cubrir con sal,
los ladrillos de tu puerta.
Ayer, hoy, mañana y siempre
eternamente a tu vera,
eternamente a tu vera.

 

 

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

spanishpodcast audiobooks download

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios (1-100)

Download 100 Episodios (101-200)

Download 100 Episodios (201-300)

Download 200 Episodios

Download 300 Episodios