Especial Halloween – La mano negra EP158

Terroríficos saludos oyentes de SpanishPodcast.net Esperamos que esta presentación un tétrica no os haya asustado demasiado. Hemos pensado dedicar este episodio a hablar sobre Halloween ya que es una fiesta que se realiza cada año y tiene cada vez más importancia en nuestro país.

mano-negra-halloween

Halloween en España

Sí, cada año se celebra esta fiesta y cada vez más gente participa en ella, aunque la forma de celebrar Halloween ha cambiado mucho a lo largo de los años.

Mucha gente piensa que esta noche de terror, sustos y miedo se celebra en España debido a la influencia de las películas y series estadounidenses. Pero en realidad no es así. Nuestros antepasados ya hacían celebraciones similares antes incluso de que Estados Unidos naciera como país.

Lo que se celebraba este día en muchos lugares de nuestro país era una fiesta llamada Samaín, es una fiesta de origen celta. Los celtas eran personas que habitaban en el centro de Europa y empezaron a expandirse a otros lugares, por ejemplo España. Para ellos, este día representaba el final del año y el comienzo del nuevo. Durante esta noche intentaban asustar a los malos espíritus y atraer a los buenos, para empezar el siguiente año con suerte. No solo se celebraba en España sino que otros muchos países de Europa también celebraban este día con diferentes ritos y actividades. En España concretamente, los celtas estuvieron muchos años dominando y viviendo en la zona central del país.

En nuestra región, Castilla y León era bastante frecuente decorar calabazas y poner una vela dentro durante la noche del día 31 de octubre. El objetivo era invocar, es decir, atraer, a espíritus protectores y asustar a los espíritus malignos. Existen documentos que prueban que esto se hacía desde siglo IX. En los pueblos también se encendían hogueras en la calle con la misma intención. Durante esa noche también era habitual que los niños pasearan con lámparas y fueran pidiendo comida por las casas.  La gente solía entregar un pastel de pan con uvas. Por cada pastel recibido, los niños rezaban una oración por los familiares fallecidos de esa persona. También se contaban historias de terror para asustar a los niños o a otras personas. Algunas de las historias de terror que se contaban durante esa noche, inspiraron algunos de los libros que el escritor Gustavo Adolfo Becquer escribió durante su vida.

calabazas

Durante el siglo XX estas celebraciones fueron perdiendo importancia, llegando casi a desaparecer. Hay que tener en cuenta que el día 1 de noviembre es el llamado día de todos los santos en España. Se trata de una fiesta religiosa. Es un día festivo y durante este día la gente suele visitar a sus familiares y amigos fallecidos en el cementerio. La gente lleva flores, recuerdos o simplemente va a mirar la tumba de su ser querido. El cementerio es el lugar donde se entierra a las personas cuando mueren. La proximidad de estas dos celebraciones y la dictadura que hubo en España durante gran parte del siglo XX, hicieron que casi desapareciera la fiesta del 31 de octubre, ya que se considera una fiesta pagana. Una fiesta pagana es aquella que no está permitida por el catolicismo ya que la considera pecado.

La influencia de la cultura estadounidense ha hecho que se recupere esta fiesta. Aunque no la celebra todo el mundo ni está muy extendida, cada vez hay más personas que la celebran. En los bares y discotecas se organizan fiestas de disfraces, los niños visitan las casas buscando caramelos y las tiendas son decoradas con calabazas y adornos de Halloween. Como en España el día 1 de noviembre siempre es festivo, esto favorece que las celebraciones y fiestas sean largas.

Cuando los niños llaman a la puerta de una casa y alguien abre, dicen: ¿truco o trato? Si la persona le da a los niños caramelos, los niños se van. Si la persona no da caramelos a los niños, estos pueden gastarle una broma. Generalmente pueden tirar huevos o espuma de afeitar contra la puerta, aunque en la práctica no lo hacen.

En una ciudad cercana a Valladolid, llamada Soria, se realiza un ritual muy conocido llamado “Ritual de las ánimas”. Es una tradición muy antigua. Se celebra una procesión en la que varias personas cantan mientras llevan en las manos velas encendidas metidas en calabazas, objetos de barro o botes. Al final de la procesión se hace una gran hoguera. Es un espectáculo bastante desconocido debido a que Soria es una ciudad pequeña, pero los visitantes que la conocen se sorprenden mucho. Esto también se hace en algunas otras ciudades y pueblos, aunque la más conocida es la de Soria. Al final de la transcripción hemos puesto un vídeo en el que podéis ver algunos de los actos de esta celebración.

Los huesos de santo

Durante esta época se consumen algunos productos típicos. El más típico son los llamados “huesos de santo”. Un hueso de santo está hecho con pasta de almendra, tiene forma cilíndrica y alargada. La verdad es que los huesos de santo están buenísimos, pero cuidado, tienen mucho azúcar, así que si los compráis, comedlos con cuidado. Si tenéis la oportunidad de venir a Valladolid, podemos deciros una pastelería donde hacen unos huesos de santo para chuparse los dedos.

hueso-santo

Una pequeña historia para terminar

Para terminar el episodio de hoy, vamos a contaros una pequeña historia de nuestra región, Castilla y León. Se trata de una historia de terror. Os advertimos que si sois personas sensibles es mejor que no sigáis escuchando nuestras palabras. Podríais tener pesadillas o pasar muchas noches sin dormir. Que luego no diga alguien que no os avisamos. Las consecuencias pueden ser muy graves. No nos responsabilizamos de lo que pueda ocurrir si escucháis esta historia. Es una historia con la que los habitantes de Castilla y León tenemos que vivir. Si aún queréis seguir adelante, allá vamos:

La verdad es que esta historia no se suele contar a personas que no viven aquí pero con vosotros haremos una excepción. Es importante conocer cosas sobre la cultura, pero también sobre los peligros que pueden encontrarse aquí. Los habitantes de Castilla y León sabemos muy bien lo que puede ocurrir aquí. Los habitantes de Castilla y León estamos siempre muy atentos a lo que ocurre, por si algún día… bueno, ahora lo veréis. Creo que es mejor comenzar la historia.

Todo empezó hace unos doscientos años en un pequeño pueblo de Castilla y León llamado Ochate. Es un pueblo situado en la montaña, por eso es habitual que en este pueblo haga frío y haya niebla. Este pueblo era muy próspero, tenía una economía muy fuerte. Sus habitantes vivían bastante bien teniendo en cuenta las condiciones de vida de la época.

El edificio más importante del pueblo era la iglesia. En aquella época la gente era muy religiosa. Todo el mundo se reunía allí al atardecer. Escuchaban la misa y después hablaban de sus cosas. Como el pueblo tenía una economía muy fuerte, tenían una iglesia muy grande, con un gran campanario. En el campanario había una enorme campana de bronce. Cuando sonaba, se podía escuchar a kilómetros de distancia.

Cuando instalaron la campana, tuvieron que elegir un campanero, alguien que tocara la campana para avisar a todo el mundo de que la misa iba a empezar. Para ello eligieron a un chico que se llamaba Bu. Bu no era muy listo, pero cuando le encargaban un trabajo se esforzaba todo lo que podía. Cuando tocaba la campana, nadie hacía que sonara más fuerte. Bu tocaba la campana desde la parte de abajo. Había una cuerda sujeta a la campana y cada vez que Bu tiraba de la cuerda, la campana sonaba.

Como Bu no era mu listo, mucha gente se metía con él y le gastaban bromas continuamente. Un día, algunas personas del pueblo quisieron gastarle una broma pesada. Pusieron trozos de tela dentro de la campana, de tal manera que por muy fuerte que tirara, Bu no conseguiría hacer sonar la campana.

A las 7 y 50 de la tarde, ya era de noche y la misa iba a comenzar. Bu empezó a tirar, y a tirar de la cuerda, pero la campana no sonaba, así que tiró más fuerte, y después más fuerte todavía. Bu no se daba cuenta, pero estaba tirando tan fuerte que iba a sacar la campana y tirarla. Bu estaba justo debajo. Tiraba y tiraba con todas sus fuerzas, pero la campana no sonaba. Hasta que llegó un momento en el que sucedió algo terrible. La campana se soltó y empezó a caer con todo su peso. A Bu no le dio tiempo a nada, solo a ver cómo la campana le caía encima. Cuando los habitantes del pueblo vieron lo que había pasado, se encontraron una escena terrorífica: debajo de la campana estaba oculto el cuerpo de Bu, fuera de la campana, separada de su cuerpo y en un charco de sangre, su mano. Aún sujetaba la cuerda. Con la luz de la luna, la sangre parecía de color negro.

Los habitantes del pueblo no consiguieron averiguar quién había sido y los culpables no confesaron. Así que se fueron todos a casa, decidieron que había sido un accidente. También pensaron que no se había perdido mucho, porque Bu no era muy listo y servía para poco más que tocar la campana.

La noche siguiente sucedió algo muy extraño. Todos los habitantes del pueblo lo oyeron. La campana sonó exactamente a la misma hora que había ocurrido el accidente. Sin embargo nadie había arreglado todavía el campanario. Más extraño fue, que a partir de entonces, todos los días, a las 7 y 50 de la tarde se escuchaban las campanas.

Aquella misma noche apareció un cadáver flotando en el río. Solo una persona vio lo que había ocurrido. Según esta persona, estaban pescando en el río. Mientras esperaban a que algún pez picara el anzuelo, miraban al cielo o silbaban una canción. Estaban distraídos. De repente, se oyeron las campanadas, una mano de color negro apareció de la nada y le quitó la vida al pescador. La persona que lo vio se quedó paralizada de miedo, no se atrevió ni a gritar o moverse hasta que aparecieron otras personas.

La gente del pueblo no creyó al pescador y pensaban que estaba mintiendo. Pero al día siguiente hubo otro asesinato. Otra persona fue asesinada mientras estaba distraída. Ahí comenzó la leyenda de la mano negra. Cada día, cuando alguien está distraído o despistado, la mano negra aparece y le quita la vida.

Poco a poco los habitantes del pueblo iban desapareciendo, algunos intentaron huir, pero fueran donde fueran, la mano negra los cazaba tarde o temprano. Y así el pueblo fue abandonado y hoy en día continua así. Los caminos que llevaban a él fueron desviados para que nadie pudiera acercarse nunca más. Por desgracia para nosotros, la mano negra no acabó su trabajo en este pueblo. Cuando acabó con todos los habitantes, fue a otro y continuó su trabajo.

Dicen que la mano negra asesina a las personas cuando están despistadas. Así que es recomendable no perder la concentración en ningún momento. Pero no os preocupéis, la mano negra no llega a un lugar hasta que se escuchan las campanadas.

Un saludo a todos, espero que os haya gustado esta pequeña historia de terror que hemos inventado, si os habéis atrevido a escucharla :). Y saludo especialmente a Vanesa, porque hoy es su cumpleaños. ¡Muchas felicidades! ¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos todos, cumpleaños feliz! :D ¡Bravo!

Esto no me lo esperaba, no estaba escrito tampoco en el episodio, ¡muchas gracias! Y a todos vosotros os deseamos que paséis una terrorífica noche. Hasta el próximo episodio.

Hasta luego.

Adiós.


En este episodio hemos utilizado las siguientes sintonías y efectos de sonido:


La noche de las ánimas

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

spanishpodcast audiobooks download

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios (1-100)

Download 100 Episodios (101-200)

Download 100 Episodios (201-300)

Download 200 Episodios

Download 300 Episodios