El lince iberico – The Iberian lynx EP50

Hoy os hablamos sobre el lince ibérico, una de las cuatro especies de lince que sobreviven en estado salvaje. Posiblemente han existido muchas más especies de lince, pero actualmente las que quedan son el lince euroasiático, el lince rojo, el lince canadiense y el lince ibérico (ésta especie es de la que os vamos a hablar). Algunos linces viven en amplios territorios de bosques y montañas donde pueden encontrar suficiente alimento.

lince-iberico-iberian-lynx

By http://www.lynxexsitu.es [CC-BY-3.0-es], via Wikimedia Commons

Mientras buscábamos información sobre este tipo de animal, hemos visto datos curiosos que desconocíamos. Por ejemplo, en la Edad Media, el lince era bastante abundante en las selvas alemanas y era considerado como una de las fieras más peligrosas. Llegó a ser una especie tremendamente odiada y perseguida. Esta es una de las causas por las que el lince ha llegado a desaparecer casi por completo.

¿Qué es un lince ibérico?

El lince ibérico es un felino parecido a un gato doméstico, pero el lince es de un tamaño más grande. Es un animal que habita en la Península Ibérica y que en la actualidad está en peligro de extinción, es decir, que está en peligro de desaparecer definitivamente en su totalidad o en la mayor parte de la región donde habita. Es un animal único y originario de los territorios de Portugal y España.

Se distingue especialmente por tener unos característicos mechones de pelo largo en las orejas y en las mejillas. Su aspecto es muy robusto puesto que posee unas patas largas adaptadas para el salto. Los machos pueden llegar a pesar 13 kg. (kilos) y medir entre 74 y 84 cm. (centímetros), y las hembras pesan en torno a 10 kg. y miden entre 69 y 78 cm. El lince tiene una característica cola corta, que mide tan solo de 8 a 15 cm.

El cuerpo está recubierto por un pelaje espeso y suave con dibujos y manchas en la piel que tiende a ser de distinto color según su edad y las distintas épocas del año. En verano, su pelo es corto y rojizo, mientras que en invierno el pelo es más largo y su color tiende a ser blanco grisáceo.

Sus ojos son tan distintivos como los de cualquier felino. Con ellos puede ver al oscurecer y detectar, por ejemplo, una presa a 250 o 300 metros. Algunos estudios sobre el felino reflejan que tiene una agudeza auditiva muy buena, incluso mejor que la de los perros.

lince-iberico-cria-spanish

By http://www.lynxexsitu.es [CC-BY-3.0-es], via Wikimedia Commons

¿Qué come?

El lince es un animal carnívoro, es decir, se alimenta principalmente de carne. Los conejos forman parte de su dieta, aunque también puede llegar a comer ratones de campo, aves, patos o incluso lagartos, si tiene especial hambre. Es una especie que localiza a sus presas mediante la vista y el oído. Gracias a su agilidad como cazador, puede aproximarse a su víctima silenciosamente y saltar sobre ella con gran rapidez.

Como os ha dicho Álex, el conejo ibérico representa buena parte de su dieta, pero puede alimentarse de otro tipo de animales dependiendo de la época del año y de la ubicación geográfica en la que vive. Un solo conejo puede aportarle hasta 1.000 kcal. (kilocalorías) así que esta presa constituye un buen aporte calórico para que el lince pueda sobrevivir.

¿Dónde vive?

El lince ibérico vive principalmente en los bosques y lugares donde puede estar tranquilo. En España, las zonas en las que todavía se pueden observar ejemplares son los parques nacionales de Doñana, en la provincia de Huelva y en Cabañeros en Ciudad Real. Próximamente serán introducidos unos ejemplares en el Parque natural de Monfragüe situado en la provincia de Cáceres.

Son unos animales muy territoriales, esto quiere decir, que si se encuentran en una zona donde ellos pueden permanecer en perfectas condiciones, la defienden de otros predadores que también se alimentan del mismo tipo de animales. La extensión de territorio que un único lince puede proteger ronda entre los 5 y los 20 km2. (kilómetros cuadrados) Por lo general, la extensión de territorio que protegen los machos es mayor que la que protegen las hembras.

Son unos animales muy solitarios. Lo normal es que se junten con otro lince de distinto sexo solo en época de cría, que tiene lugar en la primavera. También se encuentran acompañados cuando los cachorros permanecen al lado de la madre buscando su alimento y cuidado, hasta que pueden valerse por sí mismos. La gestación de las hembras dura entre 62 y 63 días y dan a luz una media de 2 crías. Sus madrigueras se sitúan en lugares perfectamente escondidos y protegidos.

¿Por qué se extingue?

El descenso del número de linces es causado por la disminución de la población de conejos y sobre todo debido, directa o indirectamente, a la acción del hombre. La caza indiscriminada de linces hace años y la construcción de carreteras alrededor de su medio natural, son algunos de los factores por lo que este animal está en peligro de extinción. Muchos expertos opinan que hay una probabilidad muy alta de que dentro de unos 30 años el lince ibérico desaparezca de nuestra Península Ibérica.

Son muchos los esfuerzos que se están tomando para intentar proteger la especie. Ya en el año 1966 se declaró como especie protegida. Ahora mismo, el principal propósito es que su población aumente todo lo posible. Para ello, los linces están siendo criados en cautividad con sumo cuidado. Cuando alcanzan la edad adulta se reintroducen en su entorno natural y continúan bajo la supervisión de los vigilantes.

Estos animales permanecen en espacios cerrados donde pueden criar y desarrollarse en perfectas condiciones. Después, son introducirlos libremente en su medio natural con un collar GPS que facilita su localización.

El proyecto Iberlince, financiado por la Unión Europea, está tratando de aumentar considerablemente las poblaciones de esta especie. En el año 2010 fueron censados 270 ejemplares y se pretende que el el año 2016 se alcancen los 450.

Otras medidas que se están llevando a cabo para evitar su extinción son:

  • La repoblación de conejos en las zonas donde habitan los linces con el fin de facilitarles la búsqueda de comida.
  • El control de la caza ilegal vigilando en todo momento las zonas donde viven los linces.
  • La creación de pasos subterráneos en las carreteras, para que no sean atropellados por vehículos.

Hoy en día, la población de linces ibéricos va aumentando poco a poco, aunque todavía queda mucho por hacer. Os dejamos en nuestra web unas fotos de estos preciosos animales. Esperamos que os gusten. Hasta pronto.

Hasta luego.



 

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios SpanishPodcast.net

Download 100 Episodios Más SpanishPodcast.net

Download 200 Episodios SpanishPodcast.net