Ser un fantasma – Spanish slang EP37

Hola y bienvenido o bienvenida a un nuevo episodio de SpanishPodcast.net ¿Estás aprendiendo mucho español? Espero que sí. Hoy voy a explicarte una frase que se utiliza de vez en cuando en español: ser un fantasma. Creo que es interesante explicarla porque su significado real no tiene nada que ver con el significado literal y puede provocar confusión en muchos estudiantes de español.

ser-un-fantasma

Antes de comenzar a explicar la expresión, voy a responder a un par de preguntas que nos han hecho esta semana. Son un par de preguntas que han hecho muchas personas y por eso creo que es interesante que respondamos aquí a todas ellas al mismo tiempo.

La primera pregunta, ¿por qué algunos episodios están traducidos al alemán? La respuesta a esta pregunta es sencilla. Muy amablemente, un usuario llamado Peter Czaplinski nos ha enviado esas traducciones. De esta manera, las personas cuyo idioma materno es el alemán, pueden leer la traducción del episodio directamente en la web, sin necesidad de utilizar un traductor o un diccionario. Nosotros sabemos un poco de alemán, muy poquito, porque empezamos a estudiarlo, pero no tenemos los conocimientos suficientes para hacer una traducción de un texto como este. En el futuro tenemos pensado volver a estudiar alemán para poder conocer bien este idioma.

La segunda pregunta está referida al episodio especial de Halloween del pasado día 31 de octubre. Varias personas tienen la misma duda. No están seguras de si este episodio es una historia de terror, algo inventado o es una historia real. Bien, comprendo que haya personas que tengan esta duda sobre el sillón del diablo. Tengo que decir que esta historia es real, el médico es real, el estudiante es real, el sillón es real y lo que contamos ocurrió en realidad. La verdad es que, el siglo XVI fue una época bastante sangrienta de nuestra ciudad.

Lo que también es verdad, es que durante todos los años que han pasado, la historia se ha adornado con algunos elementos de fantasía. La historia de los trabajadores de la universidad, por ejemplo, es bastante probable que sea algo inventado o que no es exactamente real. La conclusión es que la historia es real, aunque tiene algunos adornos para hacerla más interesante.

Bien, ahora vamos con la frase de hoy: ser un fantasma. Esta es una expresión que se utiliza para describir el carácter de una persona. Después explicaré su significado concreto. Primero vamos a ver las palabras que forman la frase.

La primera palabra es el verbo “ser”. Seguro que lo conoces. El verbo ser es uno de los más importantes del idioma español. El significado principal del verbo “ser” es “existir”, se utiliza para explicar las características o propiedades de algo. Por ejemplo: “Vanesa es alta”, “Luis es delgado”, “mi coche es rojo” o “el perro del vecino es muy ruidoso”.

El verbo ser se utiliza para muchísimas cosas en español. Por ejemplo, también se utiliza para decir la hora: “son las 4” o “son las 6 y media”. También se utiliza para decir qué utilidad tiene algo, por ejemplo: “este podcast es para aprender español” o “un teléfono es para hablar”. También se utiliza para indicar a quién pertenece algo, por ejemplo: “el coche negro es de Sara”, “la camisa azul es de Juan”.

La verdad es que, ahora que lo pienso, el verbo ser se utiliza para muchísimas cosas diferentes. Creo que va a ser mejor que haga un episodio dedicado en exclusiva a este verbo. De lo contrario voy a estar hablando solo del verbo ser durante este episodio. ¿Qué te parece? Así que mejor voy a pasar a la siguiente palabra de la expresión y en otro momento te hablaré con mayor profundidad del verbo ser.

La segunda palabra de la expresión es muy fácil, ya la he explicado muchas veces. Es un artículo indefinido. Seguro que conoces esta palabra porque se utiliza mucho y es muy sencilla. De todas formas, si tienes dudas sobre los artículos indefinidos puedes encontrar una lección en nuestra sección 101.

La tercera palabra de la expresión es fantasma. Un fantasma es la aparición de una persona que ha muerto. Los fantasmas, a veces se aparecen a las personas vivas para asustarlas o con otras intenciones. A veces hacen ruidos, a veces mueven cosas y otras veces solamente van andando de un sitio a otro.

Yo no creo en los fantasmas. No creo que existan, creo que los fantasmas son un tema reservado para películas y cosas así. Pero hay gente que sí cree en los fantasmas. Algunos, incluso, se dedican a intentar encontrarlos.

Bien, dicho esto, ¿qué significa “ser un fantasma”? El significado literal es ser un espíritu que asusta a las personas vivas, pero si alguien en España te dice “eres un fantasma”, no quiere decir esto. Vamos a aprender qué significa de verdad esta expresión.

Significado de la expresión ser un fantasma

La expresión “ser un fantasma” significa que una persona presume de tener algo o de hacer algo, pero en realidad no lo tiene o no lo hace. Los “fantasmas“, entre comillas, son personas que intentan impresionar a otras con mentiras.

Las personas que son fantasmas, suelen contar historias inverosímiles. Algo inverosímil es algo difícil de creer, algo de lo que estás seguro que no puede ocurrir, algo casi imposible. Las personas que son fantasmas te cuentan estas historias esperando que tú las creas, pero es muy difícil que lo hagas.

Seguro que en tu vida has conocido a algún “fantasma”, entre comillas. Yo recuerdo que, cuando era niño, tenía un compañero bastante fantasma. Los fines de semana salía a cazar con su familia y todos los lunes nos contaba alguna historia completamente increíble. Por ejemplo: una vez nos contó que había salvado la vida de una persona que se estaba ahogando. Esta persona tenía un pie atrapado entre unas rocas y no podía salir del agua. Él decía que sujetó a esta persona por las orejas y la sacó del agua. Podría ser interesante hasta que nos dijo que él, además, estaba colgado de la rama de un árbol. La historia sonaba a película bastante increíble :)

En una ocasión nos contó que mató a un jabalí con sus propias manos. Estaban de caza y el jabalí atacó a su tío y lo hirió. Él juró vengarse, buscó al jabalí y lo mató con sus propias manos. Esta historia también era bastante de película.

Recuerdo que los compañeros escuchábamos atentos cómo nos contaba aquellas historias porque, en realidad, nos divertían bastante, aunque supiéramos que no eran historias verdaderas. Muchas personas decían que este compañero “era un fantasma”, es decir, que sus historias eran exageradas, que eran mentira y además las contaba como si fueran verdad.

Hay muchos ejemplos de fantasmas, por ejemplo, en el mundo del deporte profesional. En algunos deportes hay muchos y en otros muy pocos. Aunque la mayor parte de los deportistas son personas humildes, siempre hay algunos que destacan por ser “fantasmas”.

Un deporte en el que suele haber “fantasmas” es el boxeo. El boxeo es ese deporte en el que dos personas luchan utilizando solo los puños, es decir, sus manos. Algunos de los boxeadores más importantes de la historia son: Mike Tyson, Mohamed Alí, Rocky Marciano, Julio César Chávez o Roberto Durán.

Por si no lo sabes, unos días antes del combate, los boxeadores hacen una rueda de prensa. Una rueda de prensa es una reunión donde los deportistas responden a preguntas de los periodistas públicamente. Pues bien, durante la rueda de prensa, hay algunos boxeadores que exageran mucho lo que harán durante el combate. Es una especie de guerra psicológica para intentar disminuir la motivación del rival.

En España el boxeo no se sigue mucho, aquí el fútbol es prácticamente el único deporte que recibe atención masiva. En el caso del fútbol también hay algunos futbolistas que son bastante fantasmas. Por ejemplo, alguno que dice antes de un partido importante: “voy a meter tres goles”. Si después no mete ninguno, y siempre hace lo mismo, la gente dirá que es un fantasma.

La mayor parte de los futbolistas son personas normales, pero los fantasmas suelen tener toda la atención de los medios de comunicación.

Llegados a este punto creo que es mejor que practiques la pronunciación. No es una expresión difícil de pronunciar, pero siempre es bueno practicar.

Practicar la pronunciación y la conjugación

La conjugación de esta expresión es bastante sencilla porque casi siempre se utiliza en presente de indicativo. La expresión se suele utilizar cuando le dices a alguien directamente que es un fantasma, que no crees lo que dice o también, cuando estás hablando con alguien sobre una tercera persona y piensas eso sobre ella.

En alguna ocasión se puede utilizar en pasado, como he hecho yo cuando os contaba la historia de mi compañero. Sin embargo, no es habitual, lo normal es que esta expresión se utilice siempre en presente.

Vamos allá, repite después de mí. Recuerda que dejo un poco de tiempo para que puedas repetir. Si no te sale bien, no te preocupes, puedes repetir el ejercicio las veces que quieras. Comenzamos:

  • Yo soy un fantasma…
  • Tú eres un fantasma…
  • Él es un fantasma…
  • Nosotros somos unos fantasmas…
  • Vosotros sois unos fantasmas….
  • Ellos son unos fantasmas…

Recuerda que para poner esta expresión en femenino, lo único que tienes que hacer es cambiar el artículo indefinido. En vez de decir “un” o “unos”, di “una” o “unas”. El sustantivo fantasma es invariable, sirve para el masculino y el femenino.

Y esto es todo por hoy. Espero que este episodio sea útil para ti y que te ayude a mejorar un poco más tus conocimientos del idioma español. Recuerda escuchar varias veces este episodio para poder memorizar la expresión y otro contenido interesante. Recuerda que debes espaciar las repeticiones para que esto funcione. Si tienes dudas sobre el procedimiento que recomendamos para mejorar tu comprensión oral, te recomiendo que escuches nuestros primeros episodios, allí explicamos algunas técnicas que puedes utilizar para aprender mejor.

Un saludo, mucha suerte y hasta el próximo episodio.

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

¿Quieres recibir nuestros artículos en tu email? ¡Suscríbete!

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner (Google) - Su política de privacidad - Sus términos y condiciones