Las fiestas de los pueblos EP132

Bienvenidos a todos. Hoy os hablamos de un clásico del verano: las fiestas de los pueblos. En España nos sentimos especialmente orgullosos cuando celebramos los eventos tradicionales de nuestros municipios. Si os apetece descubrir por qué nos gustan tanto, seguid escuchando. Las fiestas de nuestras ciudades, municipios o pueblos se organizan cada año desde hace décadas o incluso siglos. Normalmente se celebran en verano, durante los meses de agosto y septiembre, aunque hay algunas que también se hacen en julio. En muchos casos se llaman “fiestas patronales”.

fuegos-artificiales-fiestas-pueblos

Los fuegos artificiales son tradicionales en las fiestas

Existen diferencias entre las fiestas de las ciudades y las fiestas de los pueblos. Ambas están bien y se parecen en muchos casos, pero en los pueblos se vive de otro modo. En las pequeñas localidades la gente las celebra con mucho más entusiasmo y energía. Cuando vas a las fiestas de una población, a veces es necesario tomarse un par de días de descanso para recuperarte de ellas.

Las fiestas patronales

Las fiestas patronales son festividades que habitualmente se conocen como fiestas mayores. Un patrón es alguien que ha elegido un pueblo como defensor o protector. Generalmente se trata de un santo o virgen de la tradición religiosa. Los santos son hombres o mujeres destacados según las tradiciones religiosas que estuvieron dedicados a Dios o la religión. El origen de estas fiestas patronales coincide en algunos casos con tradiciones de la religión católica y con la fundación de los municipios. Los actos religiosos o misas suelen estar incluidos en los festejos, aunque no son el tema principal. Las romerías son habituales en los pueblos de mayor tradición. Una romería es una fiesta católica que tiene lugar en el campo, cerca de una pequeña iglesia o santuario. Consiste en un viaje de poca distancia a pie, en carros o en caballos, para dirigirse a un lugar sagrado en honor a un santo. Las romerías duran un día, una mañana o una tarde. En el sur de España hay romerías que se alargan varios días. Por diversas razones, la gran mayoría de las fiestas populares ya no se celebran los mismos días que en décadas anteriores. En muchos casos solían coincidir con los meses en los que las temperaturas eran bajas, hacía frío o la gente no podía acudir a ellas por motivos de trabajo o estudios. Hace tiempo que las principales fiestas fueron trasladadas a la época estival para que pudiera asistir el mayor número posible de personas. A pesar de que se pierde el origen real de la fiesta, la gente prefiere que los festejos se realicen durante los meses en los que hay vacaciones. Los días festivos no solo los disfrutan los habitantes del propio municipio, sino también aquellos que viven lejos y que aprovechan para volver al lugar donde se criaron. Es corriente que estas personas inviten a sus amigos durante unos días para que participen en las fiestas. En esas fechas, los pueblos duplican o triplican su población. Para muchos son los días más ansiados del año porque se experimentan momentos de alegría inolvidables que se guardan en la memoria para recordarlos cuando llega el invierno.

Comida y bebida

En las fiestas de los pueblos se come, y mucho. Hay que olvidarse de la dieta. Las comidas son muy calóricas. Se come chorizo, tocino, panceta, guisos de carne y en general los productos que se realizan en el propio municipio. Os aseguramos que aunque este tipo de alimentos contiene bastante grasa, si se aprovechan bien los días de fiesta es difícil engordar porque no hay tiempo para detenerse a descansar. En cuanto a la bebida, es frecuente que la gente tome bebidas alcohólicas. El calimocho es una de ellas. El calimocho es una preparación sencilla que se elabora especialmente en las fiestas y reuniones de amigos. Está compuesto por una mezcla de vino tinto y refresco de cola al que se le añade hielo y en algunos casos limón. Se suele servir en vasos grandes de plástico para compartir entre unas cuantas personas. Esta bebida es especialmente popular entre los más jóvenes, debido principalmente a su precio, es muy barata.

Garrafa de calimocho "kaligrifo"

En muchas peñas se usan medios para que cualquier persona pueda servirse la bebida. En la imagen un ingenioso «Kaligrifo» para servir calimocho. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Comienzo de las fiestas y actividades

Las fiestas patronales comienzan con la lectura del pregón desde el balcón del ayuntamiento. El pregón en un acto en el que una persona transmite en voz alta al público que las fiestas han comenzado. Normalmente el alcalde del pueblo u otro personaje conocido por todos es el encargado de dar el pregón y hacer disparar un cohete que anuncia el inicio de la celebración. Subirse a las atracciones o jugar a la tómbola es habitual durante los días que duran las fiestas. En la tómbola se sortean regalos como peluches, pequeños electrodomésticos o juguetes:

“Suerte y ¡arriba! ya está la rueda girando y los corazones palpitando. ¿Qué le tocará?, ¿qué le tocará?, dice que quiere la moto.”

España, València : Feria Andaluza " Tombola Bingo El Terremoto "

Una tómbola

También se organizan torneos de futbolín, carreras o distintas actividades que por tradición se ponen en marcha año tras año. En los torneos hay un conjunto de pruebas en las que unos contrincantes compiten por conseguir el triunfo. Una de las actividades que todavía se siguen viendo en los pueblos son los encierros de toros, donde la gente corre delante de ellos de una forma muy parecida a la que se hace durante los Sanfermines en la ciudad de Pamplona. La principal diferencia es que estos encierros son menos conocidos y acude menos gente. Es extraño no ver en las fiestas patronales a las “peñas”. Las peñas están formadas por asociaciones o agrupaciones de amigos que salen por las calles en grupo. Todos los miembros de la peña van vestidos de igual manera. Suelen llevar un sombrero de paja, un pañuelo con el nombre de la peña, unas zapatillas de deporte y un uniforme compuesto de colores fluorescentes. A veces disponen de un local donde invitan al resto de la gente a tomar una bebida alcohólica o una ración de comida, sean de su peña o no. En muchos casos es gratuito porque los ayuntamientos dan dinero a las peñas para comprar la bebida y la comida.

Las primera cañitas

Chicas de una peña disfrutando de las fiestas

Los conciertos y verbenas gratuitos protagonizan las fiestas en la gran mayoría de las localidades. Éstas se suelen realizar por la noche en algún lugar amplio como una plaza, después de los fuegos artificiales. Las orquestas tocan las típicas canciones populares que gustan a todo el mundo. Por costumbre, las verbenas empiezan sobre las 12 de la noche y terminan a las 6 o 7 de la mañana. A esa hora, los jóvenes que han pasado toda la noche bailando, tienen por costumbre tomar un chocolate con churros antes de irse a dormir.

2015.06.24 - Nit de Sant Joan - 95.jpg

En las verbenas un grupo de música toca y canta hasta altas horas de la madrugada. Generalmente empiezan a las 12 de la noche y terminan a las 5 o las 6 de la mañana. Hay una verbena todos los días que duran las fiestas.

La primera vez que asistáis a las fiestas de un pueblo, tenéis que ir con ganas de integraros, porque una vez lo hayáis hecho no olvidaréis los momentos vividos. Las fiestas patronales durante los meses estivales sirven para disfrutar del ambiente, divertirse con los amigos, compartir experiencias y anécdotas. Si acudís con buen humor seguro que os lo pasaréis genial. Eso sí, después de pasar varios días sin descansar más de 3 horas consecutivas, querréis dormir durante 24 horas seguidas para recuperaros del cansancio. Pero no os preocupéis porque es algo normal. Si tenéis la oportunidad de conocer las fiestas de un pueblo, no os lo perdáis. Será una experiencia que no olvidaréis. Si queréis, podéis contarnos cómo son las fiestas de vuestros pueblos y ciudades. Esto puede ayudaros a practicar vuestro español escrito. Podéis hacerlo a través de nuestro correo electrónico o las redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter y Google+. Si te gusta este episodio y nuestro podcast puedes considerar hacer una donación. De este modo podremos continuar creando episodios interesantes que te permitan aprender de una forma interesante y enfocada a mejorar tu capacidad de comprender y hablar español. Si lo prefieres puedes colaborar con nosotros comprando nuestro audiolibro, con él podrás disfrutar de nuestros 100 primeros episodios en tu ebook y utilizar nuestro podcast aunque no dispongas de conexión a Internet. Muchas gracias y hasta el próximo episodio. Hasta la próxima.

Adiós.

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

spanishpodcast audiobooks download

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios (1-100)

Download 100 Episodios (101-200)

Download 100 Episodios (201-300)

Download 200 Episodios

Download 300 Episodios