El futbolín – Table Football/Soccer EP133

Hola a todos, ¿qué tal estáis? Seguro que aprendiendo mucho español. Nosotros comenzamos a pasar más calor de lo habitual a causa de las altas temperaturas, pero de momento lo podemos solucionar con el aire acondicionado. Hoy vamos a hablar sobre sobre un juego bastante característico en España.

futbolin

Este juego tan típico se llama “Futbolín. Es probable que muchos de vosotros también lo conozcáis. En otras regiones o países es conocido como football, futbolo, futbolito, taca-taca, fuchín o futbol de mesa. Existen diversos tipos de futbolines en todo el mundo. Aunque la mayoría de ellos tienen un gran parecido, los futbolines tradicionales españoles se pueden diferenciar de otros porque los muñecos tienen las piernas separadas. Las figuras de los futbolines de otras partes del mundo suelen tienen las piernas juntas.

¿Qué es un futbolín? Un futbolín es un juego basado en el fútbol. Se juega sobre una mesa que tiene dos porterías, una a cada lado. Consta de 8 barras horizontales donde van acoplados unos muñecos de pequeñas dimensiones que representan a los jugadores de futbol. La persona puede girar las barras por medio de un mango ubicado en uno de sus extremos. De esta forma se consigue mover los muñecos para que golpeen una pequeña pelota y así poder marcar goles.

Un futbolín está compuesto necesariamente por 2 equipos de 11 muñecos cada uno. En total hay 22 muñecos que pueden ir vestidos con el uniforme de los equipos locales o con el uniforme oficial de otros equipos nacionales. Cada lado del futbolín consta de 4 palos con mango donde van pegados los muñecos de cada equipo. Uno de los palos es para mover el portero, otro para mover los defensas, otro para mover los centrocampistas y el que queda para mover los delanteros. El objetivo principal del juego es lograr meter el mayor número de bolas dentro de la portería del equipo contrario. Cada partida se suele jugar con un número de bolas impar, 7 o 9. De esta forma se evita el empate.

barras-futbolin

Para empezar un partido tiene que haber dos equipos. Puede haber un equipo de una sola persona, en cuyo caso tendrá que mover ella sola las 4 barras con los muñecos, o bien, puede haber un equipo de 2 personas. En este caso cada persona tendrá que mover 2 barras.

Los jugadores tienen que mover los muñecos para golpear la bola y tratar de meterla dentro de la portería del rival. Es un juego difícil en el que hay que tener reflejos rápidos, porque la pelota alcanza velocidades muy altas. Hay que intentar no perder de vista la bola en ningún momento. El equipo ganador de la partida es el que logra marcar más goles en la portería contraria.

Las normas para jugar al futbolín en España pueden cambiar de una ciudad a otra o de un pueblo a otro (aunque no haya mucha distancia entre ellos). Por este motivo siempre hay peleas amistosas entre los contrincantes. De todas maneras, existen algunas normas que se pueden considerar como básicas a nivel nacional. Por ejemplo, al empezar el partido, la bola hay que colocarla en el centro de la mesa del futbolín y lanzarla. Los muñecos son los únicos que pueden tocar la pelota, es decir, que durante la partida no se pueden utilizar las manos para mover la bola.

No se sabe con total seguridad quién fue realmente la primera persona que inventó el futbolín ya que entre los años 20 y 30 en Francia ya se estaban construyendo las primeras mesas de juego, mientras que en Alemania, Broto Wachter había creado un tipo de juego capaz de trasladar el futbol tradicional a un juego de mesa. Por otra parte, se sabe que en el año 1922, Harold Searler Thorton registró en Gran Bretaña un primer futbolín muy parecido al actual.

Independientemente, en el año 1937 el español Alexandre Campos perfeccionó el futbolín a una versión más moderna que ha permanecido hasta el día de hoy en nuestro país. Su inspiración le llegó tras sufrir grandes heridas a causa de uno de los bombardeos de Madrid durante la Guerra Civil Española. Mientras se recuperaba en el hospital conoció a muchos niños que habían sido heridos como él. La mayoría de ellos no podían jugar al futbol a causa de severas lesiones. Fue durante ese período de tiempo cuando Alexandre Campos desarrolló el juego del futbolín con la intención de que los jóvenes que estaban ingresados en el hospital pudieran jugar al futbol.

Para crear el juego del futbolín, Alexandre se inspiró en el tenis de mesa. Pensó que si un deporte como el tenis podía pasar a jugarse en una tabla de madera, también se podía hacer lo mismo con el fútbol. Aunque patentó la idea en 1937, no llegó a lograr que el futbolín se fabricase de forma industrial. Durante los años en los que tuvo lugar la guerra civil española, las fábricas de juguetes estaban siendo utilizadas para crear armas.

Lamentablemente, al abandonar voluntariamente el país para escapar de la guerra, perdió el documento que le daba derecho a distribuir el juego, pero una vez exiliado y establecido en Guatemala comenzó a comercializarlo. Años más tarde su modelo ya había siso exportado a España.

El futbolín tiene una gran aceptación en los bares. Es un juego en el que pueden participar niños, ancianos, amigos, parejas, padres, etc.

En la actualidad no todos los pubs o cafeterías en España disponen de Futbolín. Sin embargo hace varios años era raro no ver un futbolín en este tipo de establecimientos. Los lugares donde ahora se puede echar una partida al futbolín son principalmente los salones recreativos y los bares clásicos de toda la vida.

En numerosas ocasiones es difícil encontrar un futbolín que esté libre; hay grupos de amigos que pueden pasar varias horas jugando unas cuantas partidas seguidas. Es un entretenimiento barato. Generalmente jugar una partida cuesta 50 céntimos de euro o como mucho 1 euro. Existe una tradición en algunos lugares, y es que el perdedor, sea una sola persona o una pareja, está obligado a pasar por debajo de la mesa del futbolín. Es una forma un poco cómica de aumentar la humillación de la derrota. Esto se hace sin mala intención, solo es una forma divertida de dar más emoción a las partidas, porque nadie quiere pasar por debajo del futbolín.

El futbolín es un juego divertido donde la gente se lo pasa muy bien. Por eso, desde hace un tiempo, se ha adaptado a las nuevas tecnologías. Un grupo de emprendedores españoles decidió crear una nueva máquina llamada Futboling que conserva los aspectos originales del futbolín, pero en vez de estar fabricado en madera, está hecho de polietileno reciclable. Además, dispone de un software con conexión a Internet para seguir a tiempo real los partidos desde cualquier parte del mundo. Los tiempos cambian :D

futboling

¿Habéis jugado alguna vez al futbolín? Yo por ejemplo jugaba mucho con mis amigos hace unos años. Durante un tiempo íbamos a un bar que tenía un futbolín y allí jugábamos muchas partidas seguidas. Hace mucho que no vamos. Si has jugado al futbolín, quieres contárnoslo, o si quieres hacer cualquier otro comentario sobre este episodio puedes hacerlo a través  de las redes sociales como Facebook, Google + y Twitter. Si lo deseas, también puedes contactar con nosotros a través del formulario de correo electrónico que encontrarás en nuestra web.

Si te ha gustado este episodio y nuestro trabajo puedes considerar hacer una donación. De este modo podremos continuar creando episodios interesantes que te permitan aprender de una forma interesante y enfocada a mejorar tu capacidad de comprender y hablar el español. Si lo prefieres puedes colaborar con nosotros a través de nuestro audiobook. En él encontrarás nuestros 100 primeros episodios, que podrás escuchar y leer con tranquilidad aunque no tengas conexión a Internet.

Muchas gracias y hasta el próximo episodio.

Hasta luego.

 

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios SpanishPodcast.net

Download 100 Episodios Más SpanishPodcast.net

Download 200 Episodios SpanishPodcast.net