Meter la gamba – Spanish Expressions EP239

Hola y bienvenido o bienvenida a un nuevo episodio de SpanishPodcast.net Hoy te voy a explicar una nueva expresión que se utiliza frecuentemente en español: meter la gamba.

hacer-el-gamba

Hemos creado este episodio por un mensaje que Rolf nos ha enviado a través de Facebook desde Alemania. Este verano estuvo de vacaciones en España y un amigo de aquí le dijo que parecía una gamba. Después os explicaremos también esta frase. Hablando con su amigo, este le explicó que en español hay algunas frases en las que se utiliza la palabra gamba, por ejemplo: meter la gamba.

Como siempre, te explicaré las palabras que forman la expresión, después su significado, después te contaré un par de pequeñas historias para que escuches la expresión dentro de un contexto y al final practicarás la pronunciación y la conjugación. ¿Qué te parece? Espero que bien.

Antes de seguir, hago un pequeño paréntesis para una pequeña explicación. En uno de nuestros últimos vídeos en Youtube explicamos la palabra “pavonearse” y la frase “la edad del pavo”. Durante este vídeo digo un par de veces una frase: “hacerse el chulo”. Algunas personas han preguntado si significa exactamente lo mismo que pavonearse. En general, sí, significa lo mismo. “Hacerse el chulo” quizá es un poco más ofensiva, “pavonearse” es una palabra más neutra. Si tienes dudas te recomiendo utilizar “pavonearse“. Ahora sigamos con el episodio.

Palabras que forman parte de la expresión “meter la gamba”

La primera palabra de la expresión “meter la gamba” es meter. Meter es un verbo de la segunda conjugación, es decir, termina en -er y significa introducir. Por ejemplo, imagina que quieres enviar un regalo a un amigo. Para enviar el regalo tienes que introducirlo en una caja, tienes que meterlo en una caja. Otros ejemplos: cuando quieres hacer la colada, es decir, cuando quieres lavar la ropa, tienes que meter la ropa en la lavadora. Si tienes una casa con garaje, cuando llegas a tu casa en el coche, metes el coche en el garaje. Meter es introducir algo en un sitio, colocar algo dentro.

La segunda palabra de la expresión es un artículo determinado, el femenino singular. Creo que esta palabra es muy sencilla y no hace falta que la explique, es de las primeras que se estudian en español. De todas formas, como digo siempre, ya sabes que hay un par de lecciones sobre artículos determinados e indeterminados en nuestra web. Si quieres hacer un repaso o aprender más sobre ellos, puedes escucharlas.

La última palabra de la expresión es gamba. Una gamba es un animal acuático. Acuático significa que vive en el agua. Las gambas son animales acuáticos. La gamba es un crustáceo. ¿Qué significa esto? Los crustáceos tienen una capa externa bastante dura. Esta capa los protege. Las gambas tienen diez patas y su color es anaranjado. Es bastante difícil describir a este animal. Si todavía no sabes cómo es una gamba te recomiendo que mires las fotografías que hemos añadido en la transcripción o que simplemente entres a tu buscador favorito y escribas “gamba”. Cuando veas las imágenes sabrás inmediatamente qué animal es.

plato-gambas

La gamba es un alimento muy apreciado en España, a los españoles nos gustan mucho las gambas. Para comer gambas lo normal es retirar la capa externa y las patas. Las gambas se pueden comer solas o también acompañan a muchos platos:

  • a los macarrones
  • al pescado
  • a la sopa
  • al arroz
  • a las ensaladas

y otras muchas cosas. La gamba es un alimento que se puede añadir a muchos platos.

Significado de la expresión “meter la gamba”

¿Qué significa “meter la gamba”? Si has comprendido el significado de las palabras, el significado literal es meter una gamba, un animal en algún sitio. Esto no tiene sentido, como suele ocurrir con frecuencia el significado real es otro.

“Meter la gamba” tiene un significado muy sencillo: equivocarse, cometer un error. Cuando alguien se equivoca haciendo algo, puedes decirle: “has metido la gamba”. Esa persona ha cometido un error.

Como ves, el significado de la expresión es muy sencillo. Tengo que decir que “meter la gamba” es una expresión informal, suele utilizarse con amigos, familiares o en situaciones que no requieren seriedad. Por ejemplo, en el trabajo no es recomendable utilizar esta expresión salvo que tengas confianza con tus compañeros. Por ejemplo, tampoco es adecuado utilizarla con un cliente. No es una expresión malsonante, no es desagradable, pero si utilizas esta frase con un cliente puedes parecer poco profesional.

Dicho esto, voy a explicar por qué a Rolf le dijeron que parecía una gamba. A España vienen de vacaciones en verano muchas personas que proceden de lugares donde hay poco sol. En España, en verano, hay mucho sol en casi todos sitios. Las personas que no están acostumbradas a tomar el sol y vienen a España de vacaciones suelen tener un problema: se queman. ¿Qué quiere decir que se queman? Quemarse es lo que ocurre si acercas tu mano al fuego, por ejemplo. Pues bien, el sol puede quemarte. No es una quemadura tan fuerte como si pusieras la mano en el fuego, pero puede causar problemas. Cuando te quemas al sol, la piel se pone de color rojo y duele. Las personas que tienen la piel muy blanca tienen más facilidad para quemarse.

Los españoles, cuando vemos a alguna de estas personas que se han quemado, con la piel muy roja, decimos que “parece una gamba” o “se ha puesto como una gamba”. Cuando cocinas una gamba, cociéndola con agua, la gamba se pone del mismo color. Rolf tomó mucho el sol y se quemó la piel, así que su piel se puso roja. Su amigo le dijo: “pareces una gamba”, se había puesto del mismo color que el animal.

Por favor, ten mucho cuidado con el sol. Si vienes a España de vacaciones compra protector solar, el protector con el mayor factor de protección que encuentres. Hay protectores de factor 10, factor 15, factor 20, factor 25, factor 30, factor 50 e incluso de factor 100. Te recomendamos que utilices el factor más alto posible. Tomar el sol sin usar protección, especialmente un sol tan fuerte como el que hay en España en verano, es muy perjudicial para tu salud. Cualquier dermatólogo puede informarte sobre el riesgo que supone tomar el sol sin utilizar protección. También es muy importante hidratarse, beber mucho líquido para que la piel pueda recuperarse con más facilidad cuando esté expuesta al sol durante mucho tiempo.

Pequeñas historias para memorizar la expresión “meter la gamba”

Voy a contarte un par de pequeñas historias que te ayudarán a memorizar la expresión, su significado y también te ayudarán porque escucharás la expresión en un contexto.

Imagina que estás estudiando español para obtener un certificado. Estás preparando el examen muy bien y has estudiado mucho. Crees que aprobarás el examen.

El día del examen llega y ha sido bastante fácil contestar, crees que conseguirás aprobarlo. Para contestar a las preguntas te han dado dos hojas de papel. En una hoja están las preguntas y en la otra tienes que marcar la respuesta correcta. En la hoja de respuestas solo está escrito el número de cada pregunta: 1, 2, 3, 4, 5… y cuatro opciones en cada pregunta: a, b, c o d. Poco a poco vas marcando las repuestas correctas en la hoja.

Tú has respondido con mucha seguridad, habías estudiado muy bien y sabías todas las respuestas. Cuando sales del examen te das cuenta de que te has saltado una pregunta en la hoja de respuestas. Has anotado todas las respuestas correctas, pero en el lugar equivocado, el resultado va a ser un desastre. Cuando hablas con otros compañeros dices:

“Creo que he metido la gamba”.

Con esto quiere decir que te has equivocado, que has cometido un error. Este error seguramente haga que suspendas el examen.

test-gambas

En este caso las consecuencias de “meter la gamba” son bastante malas, pero la expresión se puede utilizar en cualquier contexto. También se pude utilizar en situaciones en las que se cometen pequeños errores sin mucha importancia.

Por ejemplo, imagina que estás aprendiendo a conducir. En España, hay que ir a una autoescuela. Una autoescuela es una academia especial en la que enseñan las normas de tráfico y a conducir. Primero hay que pasar un examen teórico. Cuando apruebas este examen, comienzas a realizar prácticas. Un profesor te acompaña en el coche mientras conduces y te va explicando lo que tienes que hacer.

Imagina que estás en tu primera clase de conducir. Es un día difícil, conducir suele dar un poco de miedo al principio. Sin embargo, tu profesor es bastante paciente y te explica las cosas muy bien, así que te vas tranquilizando poco a poco.

El profesor, te ha explicado que cuando haces alguna maniobra con el coche, por ejemplo: un cambio de dirección, un cambio de carril o un giro, tienes que utilizar el intermitente. El intermitente es una luz de color naranja que sirve para indicar que vas a hacer una maniobra. Esta luz se apaga y se enciende continuamente, es intermitente.

En uno de los giros se te olvida poner el intermitente y le dices al profesor:

“Uy, he metido la gamba, se me ha olvidado usar el intermitente”.

Con esto quieres decir que has cometido un error, te has equivocado. No es un error muy grave, pero es un error. Seguro que la próxima vez no se te olvida :)

Practicar la pronunciación y la conjugación con la expresión “meter la gamba”

Vamos a conjugar la expresión “meter la gamba” con los tiempos verbales más habituales. De esta forma podrás practicar la conjugación y al mismo tiempo la pronunciación. No es una expresión difícil de pronunciar, pero siempre es bueno practicar.

Vamos a comenzar con el pretérito perfecto compuesto. Suele utilizarse este tiempo verbal cuando la acción, la equivocación o error acaban de ocurrir. Comenzamos:

Yo he metido la gamba…

Tú has metido la gamba…

Él ha metido la gamba…

Ella ha metido la gamba…

Nosotros hemos metido la gamba…

Nosotras hemos metido la gamba…

Vosotros habéis metido la gamba…

Vosotras habéis metido la gamba…

Ellos han metido la gamba…

Ellas han metido la gamba…

Perfecto, ahora vamos a practicar con el condicional perfecto. Es un tiempo verbal poco habitual, pero a veces se utiliza con esta expresión. Se utiliza en oraciones condicionales para hablar sobre algo que ocurrió en el pasado, sobre la posibilidad de que ocurriera algo y al final, ocurrió de otra forma. Se suele utilizar combinado con el imperfecto de subjuntivo. Por ejemplo: “si hubieras estudiado, habrías aprobado el examen”, “si no hubieras bebido agua, habrías tenido sed”. Vamos allá:

Si me hubieras avisado, no habría metido la pata…

Si te hubiera avisado, no habrías metido la pata…

Si le hubiera avisado, no habría metido la pata…

Si nos hubiera avisado, no habríamos metido la pata…

Si os hubiera avisado, no habríais metido la pata…

Si les hubiera avisado, no habrían metido la pata…

¿Un poco difícil verdad? No te preocupes, repite el ejercicio varias veces y verás como cada vez es más fácil. Generalmente se utilizan tiempos verbales sencillos, pero en algunas ocasiones se utilizan tiempos verbales más difíciles. Cuando hagas varias veces el ejercicio te saldrá mejor.

Muy bien, pues esto es todo por el momento. Recuerda que si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con nosotros a través de correo electrónico, los comentarios de la web, Facebook, Twitter o Google+. Recuerda repetir varias veces el episodio, espaciando las repeticiones para poder memorizar bien todo el contenido del episodio. “No metas la gamba” cuando uses nuestros episodios :)

Un saludo, mucha suerte y hasta el próximo episodio.

Ayuda a que otras personas descubran este podcast:

Diálogos para aprender español

El aprendizaje descomplicado

Download 100 Episodios SpanishPodcast.net

Download 100 Episodios Más SpanishPodcast.net

Download 200 Episodios SpanishPodcast.net